¿Cómo prevenir los juanetes?

07/04/2021

Los juanetes (hallux valgus) son una deformidad del dedo gordo, o del primer dedo del pie, que produce una protuberancia en el borde externo del mismo. Suelen aparecer con más frecuencia en mujeres y, sobre todo, entre los 40 y 60 años.  Esta deformidad perjudica la función del pie y puede influir directamente en nuestra estabilidad y capacidad de equilibrio al caminar. Sobre todo, en personas de avanzada edad, los juanetes pueden llegar a causar desequilibrio y aumentar el riesgo de caída.

¿Por qué afecta más a las mujeres?

No es un hecho casual, es un problema que viene facilitado por el uso reiterativo de calzado inadecuado y, sobre todo, por la utilización de zapato ajustado o de punta y de tacón alto, que son los causantes de que se presionen los dedos en el interior del zapato, limitando el movimiento de los mismos.

El doctor Jose Nebot, traumatólogo de Vithas Valencia y Castellón, añade otros factores desencadenantes de este problema como es “la forma de caminar heredada, la artritis reumatoide, pies planos, cavos o el pie egipcio que aumentan nuestra predisposición a padecer juanetes”.

Prevención

No utilizar calzado demasiado estrecho en la parte delantera del pie y zapatos de tacón elevado

Elegir un calzado con material de calidad como piel o cuero

Andar y realizar ejercicios con el pie descalzo para mejorar su musculatura

Realizar un estudio biomecánico de la pisada

Plantillas personalizadas para mejorar la alineación del pie y el reparto de cargas

Cirugía percutánea

Los últimos avances de la cirugía ortopédica moderna han propiciado el aumento de operaciones de juanetes ya que ha minimizado los procesos de recuperación en el postoperatorio.

 La utilización de técnicas mínimamente invasivas o percutáneas ha disminuido las posibles complicaciones de una cirugía abierta al tiempo que se han mejorado y acortado los procesos de recuperación posquirúrgicos. “Al tratarse de un procedimiento ambulatorio, -comenta el doctor Nebot-, el paciente se va caminando por su propio pie con un zapato postquirúrgico. Se trata de un método quirúrgico que permite realizar intervenciones a través de incisiones mínimas, lo que ocasiona un trauma mínimo de los tejidos próximos, obteniendo los mismos resultados que con la cirugía abierta, pero con muchas ventajas“.